Derecho de sucesiones.

Diké Abogados presta servicios en Derecho de Sucesiones. Contamos con amplia experiencia en la tramitación de herencias y derecho sucesorio, tanto en su gestión como a nivel judicial.

Derecho de sucesiones
Derecho de sucesiones

 

Nuestro despacho presta un servicio integral en materia de sucesiones, tanto en la tramitación de mutuo acuerdo de la herencia, división judicial de herencia, como en la liquidación del Impuesto sobre Sucesiones.

El objetivo del despacho es llegar a un acuerdo amistoso con todos los herederos.

En el caso de no poder llegar a un acuerdo con el resto de los herederos, realizamos todas las actuaciones judiciales necesarias para la liquidación de la herencia.

La tramitación de su herencia estará en manos de abogados especializados colegiados en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

 

Actuaciones que realiza el despacho.

  1. Asesoramiento sobre Derecho de Sucesiones.
  2. Partición y aceptación de Herencias, tanto en documento privado (en caso de no existir inmuebles), notarial o judicial.
  3. Asesoramiento para la obtimización fiscal de la herencia. Liquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Plusvalía Municipal.
  4. Averiguaciones patrimoniales sobre la herencia. Investigación en el Registro de la Propiedad, Catastro, entidades bancarias, seguros..

Testamento.

Testamento
Testamento

Nuestro despacho de abogados ofrece un asesoramiento al testador sobre los derechos que le asisten a la hora de realizar su testamento y planificamos los detalles de su herencia.

 

En herencias testadas, nuestro despacho desarrolla todas las actuaciones necesarias partiendo de este testamento. En el supuesto de que el testamento no sea válido (por ejemplo el testamento otorgado por una persona incapaz), nuestro despacho procede a la impugnación judicial del testamento.

 

Partes de una herencia.

Hay que tener en cuenta que la herencia se divide en tres partes:

  • La Legítima. Es el tercio que se asigna, obligatoriamente, a los herederos forzosos (como por ejemplo los hijos). Este tercio se divide a partes iguales entre todos los herederos forzosos, también llamados legitimarios.
  • La Mejora. Dirigido también a los herederos forzosos, pero que otorga al testador la posibilidad de hacer una diferencia entre ellos, otorgando a unos más que a otros si así lo desea.
  • Libre Disposición. Este tercio podrá ser entregado a las personas o instituciones que el fallecido estimase oportunas sin ningún tipo de restricción. Debe establecerse claramente en el testamento. 

Documentación necesaria para tramitar una herencia.

1.- El certificado de defunción.

Es el documento oficial que acredita la muerte del causante. Para que nos expidan el certificado deberemos tener interés legítimo. Existen tres formas diferentes para solicitarlo:

  • Presencial: Dirigiéndose al Registro Civil donde se registró la muerte del causante. Se necesita el DNI del interesado y especificar los datos relativos al fallecido (personales y referentes al su fallecimiento).
  • Enviando una carta al Registro correspondiente.
  • Por Internet.

No existe ningún plazo para su solicitud, pero hay que tener en cuenta que existe un plazo de 6 meses para liquidar el impuesto sobre sucesiones.

2.- Certificado de últimas voluntades (actos de última voluntad)

En el certificado de actos de última voluntad consta si el causante otorgó testamento y, en caso afirmativo, únicamente la fecha y el notario ante quien lo otorgó. Deben transcurrir quince días desde el fallecimiento del causante para poder solicitar éste certificado. Para que nos expidan el certificado deberemos tener interés legítimo.

Para su solicitud, es necesario la obtención previa del certificado de defunción y el pago de una tasa administrativa. Una vez acreditado el pago de la tasa, se puede solicitar de tres maneras diferentes:

  • Presencial: Dirigiéndose a la gerencia Territorial del Ministerio de Justicia correspondiente.
  • Enviando una carta a Registro General de Últimas voluntades.
  • Por Internet en la web del Ministerio de Justicia.

3.- Certificado de seguros.

Es la certificación donde constan todos los seguros de vida y los relacionados con causa de muerte. Deben transcurrir quince días desde el fallecimiento del causante para poder solicitar éste certificado. Los datos relativos a los seguros del causante serán eliminados de la base de datos trascurridos cinco años.

Se solicita de igual manera que el certificado de últimas voluntades.

4.- Testamento.

Si en el certificado de actos de última voluntad consta que el causante ha otorgado testamento, deberemos acudir al notario ante el que se otorgó el testamento para solicitar una copia autorizada del mismo.

Por norma general, pueden solicitar copia del testamento los herederos, legatarios, albaceas, contadores partidores y cualquiera que esté nombrado en el mismo.

Para obtenerlo se necesita el original del certificado de defunción y el de últimas voluntades.

Para que nos expidan el certificado deberemos tener interés legítimo.

En el supuesto de que el notario haya fallecido o se haya jubilado, tendremos que solicitarlo en el Colegio Notarial de la comunidad donde se autorizó. Allí nos proporcionaran la copia autorizada o nos darán la información sobre el notario que custodia el protocolo.El plazo de obtención de la copia del testamento varía dependiendo del notario.

Herencia sin testamento.

En caso de que en el certificado de últimas voluntades no aparezca ningún testamento, será la ley quien establezca quienes son los herederos legítimos. Es lo que se denomina herencia intestada y será necesario otorgar un acta de declaración de herederos. El notario será el encargado de autorizar el acta de herederos.

Documentación necesaria para otorgar acta de declaración de herederos:

Para la realización del acta de declaración de herederos ante el notario es necesario aportar:

  • Documento nacional de identidad del requirente.
  • Certificado de defunción.
  • Certificado de últimas voluntades.
  • Libro de familia del causante.
  • En caso de no disponer del libro de familia será necesario aportar los certificados literales de nacimiento de los descendientes.
  • Certificado literal de matrimonio (o en su defecto, fe de soltería) y de nacimiento.
  • Documento nacional de identidad del fallecido o en su defecto, certificado de empadronamiento.
  • Dos testigos que firmarán el acta, dando fe de que su contenido es verídico en todas sus partes.
  • Documentos nacionales de identidad de los herederos.
  • En el caso de que los herederos no sean descendientes se deberá aportar los certificados de nacimiento de los herederos y en su caso, el certificado de defunción de los padres del causante.

Inventario de bienes de la herencia.

Se deben comprobar las deudas y los bienes del fallecido, para de esta manera decidir si se acepta la herencia, se renuncia a ella o se acepta a beneficio de inventario. Nuestro despacho investiga todos los bienes que tenga el causante, así como su valor estimado.

Los bienes más habituales que se pueden heredar son los siguientes:

  • Bienes inmuebles (pisos, locales, garajes, etc).

Para conocer el patrimonio inmobiliario del causante, tendremos que dirigirnos al Registro de la Propiedad. Allí solicitaremos la información pertinente acerca de los bienes inmuebles de la persona fallecida.

También es recomendable solicitar en las oficinas del Catastro el inventario de bienes del fallecido.

A la hora de valorar los bienes inventariados, hay que tener en cuenta su valor de mercado. Muchas comunidades autónomas han establecido un servicio de cálculo del valor mínimo de referencia del inmueble, el cual nos puede servir de base para su valoración.

Herencia inmueble
Herencia inmueble
  • Saldos bancarios y otros productos financieros

Para heredar el dinero de las cuentas corrientes, acciones o fondos de inversión, deberemos dirigirnos a las entidades financieras donde el fallecido tenía cuentas abiertas.

Deberemos acreditar nuestra condición de herederos en las entidades financieras correspondientes. Para ello deberemos presentar el testamento o el acta de herederos y los certificados correspondientes.

Se debe solicitar un certificado de saldo a fecha de fallecimiento.

  • Vehículos.

Para conocer cuales son los vehículos de los que el fallecido era titular, deberemos dirigirnos a la Jefatura Provincial de tráfico correspondiente.

  • Seguros.

Los seguros de vida no forman parte de la herencia puesto que en ningún momento la indemnización se ha incluido en el patrimonio del causante.

Sin embargo, es habitual que los beneficiarios de los seguros de vida sean los herederos. Por esta razón es por la que hay que solicitar el certificado de seguros de vida indicado anteriormente.

  • Ajuar doméstico.

Los bienes en el interior de la vivienda, también llamado ajuar doméstico, se adjudica por norma general al cónyuge supérstite. Los objetos de alto valor no se incluyen (como por ejemplo obras de arte o joyas).

La Ley del Impuesto sobre Sucesiones fija el valor del ajuar doméstico en el 3% del caudal hereditario.

Deudas de la herencia.

Una vez inventariados los bienes del fallecido, deberemos comprobar todas y cada una de las deudas.

En este punto tenemos tres opciones posibles:

  • Renunciar a la herencia: Cuando el valor de las deudas es superior al valor de los bienes.
  • Aceptar la herencia de forma pura y simple: Cuando el valor de los bienes es superior al valor de las deudas.
  • Aceptar la herencia a beneficio de inventario: Cuando no tenemos claro si el valor de los bienes inventariados es mayor que el de las deudas.

Partición de herencia.

Reparto herencia
Reparto herencia

En el supuesto de que todos los herederos están de acuerdo en el reparto de los bienes del fallecido, se realiza la llamada partición voluntaria.

En caso de que el fallecido no fuese titular de ningún bien inmueble, no será necesaria su elevación a público. Es decir, que si únicamente hemos heredado saldos bancarios o cualquier producto financiero, no será necesario acudir a la notaría, puesto que se puede realizar en documento privado.

Si tampoco tenemos previsto inscribir los bienes inmuebles heredados en el Registro de la Propiedad, no será necesario elevar a público el documento.

Cuando no hay unanimidad a la hora dividir los bienes del causante, o alguno de los herederos se encuentra en paradero desconocido, será necesario acudir a los Tribunales de Primera Instancia.

Para evitar la partición judicial, los herederos pueden nombrar un contador-repartidor, llamado dativo.

En ocasiones, es el mismo testador quien designa a una persona para que se encargue del reparto de sus bienes. Es el llamado contador-repartidor testamentario.

Redacción del cuaderno particional.

El cuaderno particional es el documento donde se hacen constar las circunstancias personales del causante, el inventario de los bienes y las deudas, la liquidación y la adjudicación de la herencia.

El notario requerirá a los herederos la siguiente documentación:

  • Certificado de defunción y certificado de actos de últimas voluntades.
  • Copia autorizada del último testamento del causante.
  • En caso de no existir testamento, será necesario otorgar un acta de herederos previa.
  • Escrituras o documentos privados de compra de las propiedades del difunto.
  • Documentos acreditativos de los productos financieros.
  • Último recibo de contribución o certificación descriptiva y gráfica de los inmuebles.
  • Documentación acreditativa de las deudas del causante.
  • Documentos nacionales de identidad de los herederos y legatarios, así como sus circunstancias personales para redactar la comparecencia de la escritura.

En el caso de que se haya solicitado la liquidación de la herencia por vía judicial, el juzgado nombrará un contador-partidor.

 Impuesto sobre sucesiones

La aceptación de la herencia conlleva la necesidad de liquidar el impuesto sobre sucesiones en la comunidad autónoma de residencia del causante.

El plazo estipulado para pagar el impuesto de sucesiones es de seis meses a contar desde la muerte del causante.

Es posible solicitar una prórroga de seis meses adicionales, pero en este caso se aplican intereses de demora.

Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Plusvalía municipal.

En el caso de heredar bienes inmuebles, será necesario liquidar el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, también llamada plusvalía municipal.

Inscripción de los bienes en el Registro.

Una vez adjudicados los bienes mediante escritura de aceptación de herencia,  es recomendable acudir al Registro de la Propiedad.

La inscripción registral no es obligatoria, pero sí muy recomendable.