Igualas jurídicas
Igualas jurídicas

Tanto si es un particular, como una empresa, puede contratar nuestros servicios de igualas jurídicas, en el que tendrá multitud de servicios jurídicos por una cuantía fija al mes.

Nuestros honorarios se adaptan a las necesidades que tenga. Contacte con nosotros para recibir una oferta personalizada.

Con este servicio podrá contar con un abogado que le solucionará sus consultas jurídicas.

Podemos revisar los contratos que tenga con anterioridad a su firma (arrendamiento de vivienda, hipoteca, seguros…), presentación de todo tipo de recursos administrativos (multas, sanciones, procedimientos tributarios), realización de la declaración de IRPF, asesoramiento en herencias…

Si tiene una empresa o es autónomo, podemos presentar todas las obligaciones fiscales, laborales, mercantiles, reclamaciones de cantidad, deudas, sanciones, registro de marcas…

Realizamos un servicio de prevención de conflictos, y una vez que surge, realizamos una función de mediación para la solución del mismo, acudiendo a los tribunales de justicia cuando sea extrictamente necesario.

En el caso de tener que acudir a Tribunales, al tener contratado el servicio de igualas jurídicas, se beneficiará de una importante rebaja en los honorarios de nuestros letrados.

El asesoramiento de las igualas jurídicas es prestado por abogados. Es una modalidad de contratación de servicios cómoda, sencilla y económica para nuestros clientes.

Puesto que las necesidades de cada cliente son diferentes, no ofrecemos tarifas cerradas, por lo que después de detectar las necesidades de cada cliente, es cuando podrá conocer los honorarios mensuales.

Iguala jurídica en multitud de ámbitos:

Derecho Laboral. Redacción y revisión de contratos, nóminas, reclamaciones de cantidad, acoso laboral, sanciones, inspecciones de trabajo…

Derecho civil. Reclamaciones de cantidad, impagados, contratos, herencias…

Derecho mercantil y societario. Constitución de empresas, contabilidad, fiscalidad, laboral, contratos, derecho mercantil…

Particulares. Problemas laborales, fiscales, reclamaciones de cantidad, consumo, seguros, hipotecas, contratos de arrendamiento, compraventa de viviendas, conflictos con comunidades de propietarios…